El hotel del millón de dólares

El hotel del millón de dólares
Una banda de marginados vive en un miserable antro de Los Angeles, el “Hotel del Millón de Dólares”. Entre ellos está Eloise de la que Tom, el protagonista, se enamora locamente. La muerte de Izzi (Roth) hará que su padre, un importante personaje de la televisión, ponga en marcha una investigación para acallar los rumores de suicidio que podrían dañar su reputación. (FILMAFFINITY)
Ganadora de el Premio del Jurado Festival de Berlín 2000 y Oso de Plata, “Million Dollar Hotel” nos adentra en la autentica miseria humana, ofreciéndonos una visión constante de las muchas maneras en las que el Ego surge; condicionándonos o liberándonos, y de como su aparición marca nuestros actos con un sello imborrable.

De igual forma “Million Dollar Hotel” nos sumerge en un pequeño mundo donde la locura es un método de defensa, separado de la cordura por un fino hilo, la cual solo vera su aparición cuando los sentimientos florecen de una forma mas fuerte que la propia presión del entorno desquiciado que les rodea, así podemos advertir que cuando Eloise planea escapar con Tom de la policía es por fin su cordura la que se pone en manifiesto.

La película también procura mostrarnos la manera en la que los sueños se desarrollan en las personas, cuando la ilusión trastoca la realidad, y su aceptación es el único método al cual podrían aferrarse como un motivo para despertar, luchando por el en un mundo de escepticismo en el cual sus únicas verdades son la miseria.

La historia, siempre a propósito del Ego, muestra la fragilidad de los sentimientos en situaciones diversas, por ejemplo la escena de la muerte de Izzi, que daña con sus insultos el concepto puro de amor que Tom guarda a Eloise, provocando que el protagonista le deje caer, algo que de algún modo este desea, con la ironía de que su muerte será mas significativa que su vida.

El postre final de la película es una Eloise renovada por el paso de Tom en su vida, que replantea la forma de existir.

Gran ambientación y magnifica banda sonora en este film que cojea ligeramente en algunos aspectos, no demasiado significativos, del argumento.

Premios
2000: Festival de Berlín: Oso de Plata – Premio del jurado

Comentarios con Facebook